Buscar

Filosofía Lean Living

Irónicamente el bloqueo más grande para manifestar nuestro potencial somos nosotros mismos.


¡Hola! Bienvenidos a mi séptimo artículo. En teoría iba a publicarlo el 1 de noviembre... pero bueno... han pasado muchas cosas desde entonces... El día de hoy hablaré sobre Lean Living, una filosofía de vida basada en el pensamiento Lean y como, al integrarla a nuestra vida, descubrimos elementos que son fundamentales para poder seguir creciendo como personas, profesionales y padres. ¡Espero que les guste!


¿Qué es la filosofía Lean Living?


Lean (esbelto en ingles) es una filosofía en la cual buscamos que el fruto de nuestra vida sea crear valor de manera armónica y con el mínimo de grasa (desperdicio):

  • Crear valor es generar un beneficio, o reducir un detrimento.

  • Crear valor de manera armónica implica balancear los recursos que se utilizan en este esfuerzo de manera de evitar la sobre exigencia, la sub utilización o el desperdicio.

  • Todo lo que no agrega valor y que no es estrictamente necesario realizar, es considerado desperdicio y por lo tanto debiera ser eliminado.

El arquetipo de la filosofía Lean Living es el Lobo.


Lobos

El territorio de una manada de lobos puede llegar a abarcar 2.600 Km2. Para cazar y defender su territorio la manada es capaz de moverse hasta 80 km diarios. ¿Cómo lo hacen?


Aun cuando los lobos pueden parecer delgados, sus músculos son largos y gruesos. La piel también es muy gruesa y cuentan con una doble capa de pelaje. De esta manera el Lobo no necesita acumular grasa. Esta característica anatómica, les permite ser prósperos en los lugares más inhóspitos del planeta.


Propósito único



Los lobos forman manadas y aun cuando cada miembro de la manada es único y autónomo, la manada comparte un propósito común: prosperar.


En la Filosofía Lean el camino hacia la prosperidad esta enmarcado en la búsqueda de generar valor de manera sistemática. Para generara valor nosotros necesitamos

  1. Definir cual va a ser nuestro propósito.

  2. Conectarnos con quien y para quien vamos a crear valor.

  3. Empoderarnos para tomar decisiones y realizar acciones.

  4. y finalmente mejorar continuamente la forma en la que creamos valor.

Cuando el propósito de la manada es la presa, cada miembro va a colaborar incansablemente. La coordinación es clave, la toma de decisiones individuales también, pero por sobre todo, la participación de los miembros más jóvenes junto con los más experimentados. De esta manera la manada se asegura de transmitir y mejorar sus técnicas de caza, de generación en generación.


Actitud



Los lobos son depredadores. Esto significa que, motivados por el hambre se van a comportar de manera implacable con sus presas. A diferencia de los humanos, solo van a matar aquello que se van a comer.


Para generar valor de manera sistemática, nosotros necesitamos tener la actitud de la mejora continua. Los valores que están detrás de esta actitud son:

  1. Humildad

  2. Trabajo constante

  3. Conciencia

  4. Hambre

Siempre lo podemos hacer mejor. Los pequeños esfuerzos diarios se acumulan en el tiempo. Por lo tanto seamos amables con uno mismo y con los demás. Estemos agradecidos de todo lo que hemos logrado y busquemos incansablemente prosperar.

Conflicto Interno

Ya que estamos hablando de lobos, voy a contarles una de mis historias favoritas:

Una mañana, el jefe de una tribu Cherokee se sentó a contar una historia a su hijo y sus dos nietos.


"Uwetsi (hijo), unisi (nietos) hoy les quiero contar acerca de la batalla que ocurre en el interior de cada persona. En esta batalla se enfrentan dos lobos.


Uno es oscuridad - Es ira, envidia, celos, tristeza, pesar, avaricia, arrogancia, culpa, resentimiento, soberbia, inferioridad, mentiras, falso orgullo, superioridad y ego.


El otro es luz - Es alegría, paz amor, esperanza, serenidad, humildad, bondad, benevolencia, amistad, empatía, generosidad, verdad, compasión y fe".




Su hijo y sus nietos se quedaron callados meditando por un minuto y luego la nieta mayor le preguntó a su abuelo:


“¿Enisi (abuelo), qué lobo va a ganar dentro de mí?”


El viejo Cherokee sonrió a su nieta y le respondió: "Al que tú alimentes"


Desperdicio



En el sistema de gestión Lean (precursor de la filosofia Lean Living) hablamos de 7 fuentes de desperdicio que representan situaciones en las cuales estamos gastando nuestros recursos sin generar valor. En la filosofía Lean Living también hay varias fuentes de desperdicio, voy a mencionar 7:

  1. TIEMPOS MUERTOS: Son todas esas ocasiones en las cuales no estas haciendo nada, a la espera de que algo suceda, o que estas paralizados por la gran cantidad de preocupaciones

  2. CULPAS AJENAS: Son aquellas culpas que son impuestas por personas que te hacen responsables de su frustración.

  3. VERGÜENZAS PROPIAS: Son aquellos aspectos de tu vida que no has integrado y que te hacen sentir que vales menos que otras personas.

  4. ADICCIONES: Son aquellas dependencias en conductas o sustancias nocivas para el cuerpo, la mente y el alma, que aun sabiendo que te hacen mal no puedes abandonarlas

  5. RELACIONES TÓXICAS: Son aquellas relaciones en las cuales hay alguien que abusa de su condición de poder y que lastima de manera reiterada a si mismo, a tí y a otras personas.

  6. RESENTIMIENTO, ENVIDIA Y ODIO: Son todas las emociones de destrucción que acumulamos dentro de tu cuerpo.

  7. ILUSIONES: Son todos los paradigmas en los que distorsionas la realidad, sea que te veas como una personas completamente aislada e indiferentes del resto de la creación, o como una persona superior al resto de las personas y de la creación o una persona pobre que no tiene ningún recurso a su alcance.


Desbloqueando nuestro potencial

Deshacerse de los desperidicios que mencione es difícil, no obstante, espero que estos consejos te puedan ayudar:


Tomar conciencia de la presencia de desperdicio en nuestra vida.

Imagínate la cantidad de desperdicio que puedes acumular en 1 año de tu vida. Ahora multiplica esto por la edad que tienes. Tomar conciencia de la presencia de estos desperdicios es similar a realizar orden y limpieza, al comienzo puede parecer que es mucho por hacer, pero de a poco uno va ganando espacios ordenados, que luego son más fáciles de mantener limpios.


Invertir en tu autocuidado, buscando apoyo para sanar las heridas más grandes y graves.

Aun cuando nuestro cuerpo tiene la capacidad de sanarse a si mismo, hay heridas que simplemente son muy grandes o muy graves y que por lo tanto requieren la ayuda profesional pagada. No obstante este dinero invertido en terapias cortas pero efectivas puede ayudarte a ser más productivo y por lo tanto te va a entregar un alto retorno en el corto y mediano plazo.


Incorporar en tu vida rutinas que te permitan fortalecer tu lobo de luz.

Desde caminar por el parque, reír con los amigos, hasta meditar, comer saludable y dormir lo suficiente, hay múltiples hábitos saludables que puedes incorporar en tu rutina. Cada uno de ellos, es una pequeña fuente de energía que alimenta tu lobo de luz.


NO alimentes al lobo oscuro.

  • No te preocupes, ocúpate de aquello que puedes hacer hoy.

  • Dile NO a las culpas ajenas.

  • Acepta tus debilidades como parte importante de ti.

  • Esfuérzate en romper las cadenas de las adicciones

  • Adquiere hábitos saludables.

  • Aléjate de las personas toxicas.

  • Expresa tu tristeza y molestia de manera oportuna, no dejes que se acumule.

  • Ayuda a quien lo necesite.

  • Valora la vida.

  • Agradece todo lo que has obtenido y lo que has recibido.

  • Se generoso con aquellos que han recibido menos.


¡¡Espero que les haya gustado este articulo!!


Les dejo la siguiente tarea: ¿Qué otro desperdicio debiésemos eliminar de nuestra vida para ser más prósperos?

59 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo